¿Quieres bajar de peso mientras aprendes a bailar? Estos cinco estilos de baile son perfectos para bajar peso mientras te diviertes.

Una vez terminadas las Navidades es posible que notes que la ropa te queda un poco más estrecha que antes o que, además de regalos sus Majestades los Reyes Magos o Papá Noel te han dejado debajo de árbol unos cuantos kilos de más.

Si entre tus objetivos de año nuevo está el bajar de peso, toma nota de cinco estilos de baile perfectos para recuperar la figura mientras te diviertes.

1. Zumba

Una de las opciones más completas y perfecta para perder peso y tonificar el cuerpo es la Zumba. Una actividad física aeróbica que, aunque no es un tipo de baile propiamente dicho, sí que nos permite quemar entre 300 y 600 calorías por clase haciendo ejercicios al ritmo de la música.

Su principal diferencia frente a otros estilos de baile o prácticas deportivas es que tiene la capacidad de combinar la parte más divertida de hacer ejercicio con movimientos de baile.

2. Flamenco

Otro estilo de baile “quema-calorías” perfecto para deshacerse de esos kilos de más es el Flamenco. Uno de los bailes españoles por excelencia con el que además de quemar entre 300 y 400 calorías conseguirás una figura torneada.

Al igual que la Zumba, es un baile con un importante beneficio cardiovascular, que requiere seguir los movimientos de brazos y piernas al compás de la música con fuerza y energía.

Una de sus principales ventajas es que nos permite entrenar al mismo tiempo el tren superior (con los braceos y el movimiento de manos) como el inferior (zapateando ejercitamos los músculos de las piernas) mientras mejoramos nuestra postura corporal.

3. Funky

Con especial ejercicio de los brazos y las piernas, es un baile atrevido y muy divertido. Las clases de funky, en las que quemarás unas 370 calorías, son perfectas si buscas un estilo de baile enérgico y con movimientos en los que la flexibilidad es clave.

Baile flamenco

También se trabajan técnicas de improvisación y es un baile que pide echarle mucha actitud, que transmita el sentimiento de ser una persona que camina por el mundo rompiendo las reglas establecidas.

Ideal para quienes quieran tonificar las piernas y las nalgas, ya que la mayoría de los movimientos se realizan con las rodillas dobladas o con saltos y giros. También hay un importante trabajo del abdomen en la mayoría de los movimientos y pasos de funky.

4. Jazz

Pensado para ser bailado encima de un escenario, con coreografías repletas de energía y cambios rápidos, el jazz musical combina el baile con la teatralidad de los movimientos de la coreografía y nos ayuda a tonificar los músculos, mejorar la elasticidad y quemar entre 200 y 300 calorías con un mínimo impacto aeróbico.

Beneficios del baile

5. Sevillanas

Aunque bailando sevillanas gastarás menos energía que con otros tipos de bailes como la Zumba o el Flamenco (alrededor de 200 calorías por sesión), también es cierto que conseguirás grandes beneficios que otros bailes no dan.

Por ejemplo, bailando sevillanas fortalecerás la espalda, los brazos, los hombros y las muñecas y tus piernas cogerán un buen tono muscular casi sin darte cuenta. Además, como es un baile de grupo, te ofrecerá la posibilidad de hacer nuevas amistades y experimentar lo que es el trabajo en equipo.

Busca el tipo de baile que más te identifique, el que mejor se adapte a tu estado físico actual y a tus objetivos y anímate a apuntarte a alguno de nuestros cursos de baile. Recuerda que en El Lucero tenemos opciones para todas las edades (adultos y niños) y que si tienes dudas sobre qué baile elegir o sobre las capacidades físicas necesarias para practicar Zumba, Flamenco, Jazz, Funky o Sevillanas te asesoramos en la búsqueda del estilo de baile perfecto para ti.

¿Quieres bajar de peso mientras aprendes a bailar?

Consulta los horarios de nuestras clases de baile en Madrid y descubre cómo el baile puede convertirse en tu mejor aliado para perder peso