El “método Pilates”, o simplemente “Pilates”, es un sistema de entrenamiento que busca ejercitar el cuerpo y la mente a través de ejercicios de equilibrio y resistencia.

Fue creado a principios de los años 20 del siglo XX por el alemán Joseph Hubertus Pilates y hoy en día está más de moda que nunca. Joseph Pilates, mientras trabajaba como enfermero en un campo de concentración durante la Primera Guerra Mundial, desarrolló un método para ayudar a mejorar el estado de salud de otros internos. Para ello combinó conocimientos de gimnasia, yoga y traumatología y los aunó con la relajación, la respiración y el control mental.

Hoy en día el método Pilates es conocido internacionalmente y es muy usado como terapia en rehabilitación y como herramienta para prevenir y curar el dolor de espalda. A través de una serie de ejercicios anaeróbicos (es decir, aquellas actividades físicas realizadas por un corto período de tiempo y que utilizan la fuerza) reforzamos los músculos de nuestro cuerpo y aumentamos la flexibilidad, fuerza y control sobre el mismo. Si bien el objetivo principal de esta disciplina no es la quema de calorías, al practicarla gastamos energía, por tanto también nos ayuda a mantenernos en un peso equilibrado.

En nuestras clases de Pilates en Madrid adoptamos sus seis principios esenciales, a saber: control, concentración, fluidez, precisión, respiración y centro. El principio de centro hace referencia a una zona concreta del cuerpo que Joseph Pilates denominó centro de fuerza. Esta zona la componen los músculos del abdomen, la base de la espalda y los glúteos. A través del ejercicio del centro de fuerza se pretende fortalecer el resto de partes del cuerpo.

El Pilates ofrece numerosas ventajas para la salud física y mental. ¡Sigue leyendo para descubrirlas!

1- Te ayuda a conocer tu cuerpo

El Pilates nos ayuda a desconectar para reconectar. Gracias al profundo trabajo muscular y el control de la respiración, conseguimos conocer más nuestro cuerpo, somos más conscientes de nuestras limitaciones y de todo lo que nuestro cuerpo es capaz de hacer.

El pilates te ayuda a conocer tu cuerpo

2. Consigues el equilibrio del cuerpo y la mente

Hoy en día se escucha mucho el término mindfulness. Ese estado de conciencia y atención plena que nos es muy difícil conseguir en el día a día. El Pilates, aparte de mejorar nuestro tono muscular, nos ayuda a encontrar momentos de relajación y paz mental.

3. Mejora la postura corporal

El dolor de espalda es ese enemigo molesto que pueden padecer los que realizan trabajos sedentarios, los que sufren de alguna dolencia o la gente mayor. Aunque unas cuantas horas de más en el sofá pueden provocarnos dolor de espalda a cualquiera. Los ejercicios de Pilates ayudan a trabajar nuestros músculos de la espalda y del abdomen, que se traduce en un cuerpo más tonificado y que repercute en nuestra postura corporal.

4. Alivia dolencias

No importa la condición física que tengas, el Pilates se adapta a ti. Todos sus ejercicios se pueden amoldar y adaptar a la capacidad de cada cuerpo. También ayuda a fortalecer las extremidades del cuerpo por lo que es muy practicado por personas con dolencias articulares o musculares.

El pilates te ayuda a dormir mejor

5. Ayuda a dormir mejor

Gracias a la relajación y estado de mindfulness que conseguimos con el Pilates, también conciliamos mejor el sueño. Por no mencionar que al practicar ejercicio liberamos endorfinas, neurotransmisores encargados de hacernos sentir felices y satisfechos.

¿Quieres poner en forma tu cuerpo y tu mente?

Anímate a descubrir una de las disciplinas más practicadas en todo el mundo